Fiebre Marina (John Masefield)

leghii

Debo volver al mar, al solitario mar y al cielo.
Y sólo pido un velero y una estrella para timonear hacia ella,
y el tirón de la rueda y el canto del viento y de las blancas velas al gualdrapear,
y en el rostro del mar una gris neblina, y el alba cerrada que empieza a clarear.

Debo volver al mar, pues el llamado de la mar al pasar,
es un llamado salvaje y claro, un reclamo que no se puede negar.
Y todo lo que pido es el viento soplando, en un día de blancas nubes,
salpicaduras de espuma que vuela y las gaviotas gritando.

Debo volver al mar, a la vida de gitano errante,
al camino de la gaviota y la ballena,dónde el viento es un cuchillo cortante.
Y sólo pido una alegre anécdota, que me cuente un sonriente camarada
y un buen dormir, y un dulce sueño al terminar la jornada

John Masefield

Palabras para Julia (Liliana Herrero)

La letra de esta canción es parte del poema que escribió el poeta español José Agustín Goytisolo para su hija Julia. Es poesía pura, melancólica y dolorosa como me gusta. Nada de melosidad, nada de palabritas azucaradas, solo una daga que se te clava en el corazón. Cualquiera que haya vivido despedidas sabrá de lo que hablo. Y quien no las vivió o las menospreció que se curta y que después venga con el caballo cansado a escuchar como Liliana Herrero deja el corazón en esta interpretación.

¡Salud! Sigue leyendo

Amarras

amarra_thumb3

Las amarras no son mas que una ilusión
el mar bravío que golpea impotente,
la justificación para la quietud del alma,
la seguridad del puerto que nos cuida.

Vivir exige
la cara salada,
el riesgo ineludible,
la valentía de renunciar a todo,
excepto a uno mismo.

Casualidad y destino

casualidad-causalidad-805x572

“No hay casualidades sino destinos. No se encuentra sino lo que se busca, y se busca lo que en cierto modo está escondido en lo más profundo y oscuro de nuestro corazón. Porque si no ¿cómo el encuentro con una misma persona no produce en dos seres los mismos resultados?”
Ernesto Sabato, Sobre héroes y tumbas

La vida misma

6598443585_73e98bbdc8_b

“Alguna vez me forzaron a la ausencia y otras veces las forcé yo, pero sin esas ausencias hoy no tendría las presencias que tengo. Y así, la vida es ese inevitable y doloroso compendio de encuentros y desencuentros que estamos obligados a asimilar hasta que un día cualquiera la pausa del amor o la muerte nos sorprenden en la ribera de un sueño.”