Blowing in the wind -Bob Dylan-


No dejo de volar con esta canción…

Cuantos caminos una persona debe de caminar
Antes de que lo llames un hombre?
Cuantos mares una paloma blanca debe de navegar
Antes de que duerma en la arena?
Cuanto tiempo tienen que volar las balas de cañón
Antes de que sean prohibidas para siempre?
La respuesta, mi amigo, esta soplando en el viento,
La respuesta esta soplando en el viento

Cuantos años puede existir una montaña
Antes de que este descolorida por el mar?
Cuantos años puede la gente existir
Antes de que se les sea permitida la libertad?
Cuantas veces un hombre puede voltear la cabeza
Pretendiendo que el no ve?
La respuesta, mi amigo, esta soplando en el viento,
La respuesta esta soplando en el viento

Cuantas veces un hombre debe de alzar la vista
Antes de que pueda ver el cielo?
Cuantos oidos debe tener un hombre
Antes de que pueda escuhcar a la gente llorar?
Cuantas muertes tendran que pasar hasta que el sepa
Que mucha gente ha muerto?
La respuesta, mi amigo, esta soplando en el viento,
La respuesta esta soplando en el viento

Al final grabamos juntos

Siempre que nos juntábamos a tocar la guitarra, la armónica y cantar con mi tío, decíamos que teníamos que grabar algo. Después de algunos vinos nos olvidábamos y siempre era el mismo ciclo: “Cabezón, tenemos que grabar algo…” Hace ya un par de años mi tío falleció y nos quedó de garpe esa deuda.

Mi prima Edith revisando un celular viejo de él encuentra algunas canciones grabadas a capella, entre ellas un pedacito del tango “Nostalgias” de Cadícamo/Cobián. Cuando lo escuché pensé pa’ mis adentros “Sos pillo Juan, sos pillo.” Él tenía un sentido para el tempo y para la entonación increíble y eso se ve reflejado en esa grabación: Está justita y encima cantada perfectamente en Si menor ¡Un capo el Juan! Si confieso que por motivos estéticos, le agregué un reverb y un filtro de ruido a la voz, pero nada mas…

La grabación que comparto la hice un año y medio y fue grabada de primera y con un micrófono bastante malo. No me interesaba que saliera perfecto, pero si que capturara algo de todo lo que me movilizó descubrir esa grabación y poder tocar nuevamente con él.

Tío, de alguna forma lo hicimos ¡Gracias!

 

 

¿A quién?

“Gabo clavándote un puñal ahí donde la vida arde. Gracias”

A quién le hace mejor que yo te quiera
¿a mí o a vos?

Si tu amor es como un león
que duerme manso en mi balcón
bajo una nieve que hace florecer jazmines en sus garras,
entre su sueño y su pasión.

A quién le hace mejor que yo te quiera
¿a mí o a vos?
Amor decime a quién le hace mejor que yo te quiera
¿a mí o a vos?

Si mi amor es un sol de enero
que brilla ciego en tu alhajero
que se confunde entre las piedras y un profundo terciopelo
de cada sombra y cada luz.

A quién le hace mejor que yo te quiera
¿a mí o a vos?
Amor decime a quién le hace mejor que yo te quiera
¿a mí?

Mouth’s cradle -Bjork-

Es lindo dejar que la nostalgia te traslade a la calle México.

Deberíamos medir la vida en intensidades y no en tiempo.

There is yet another one
That follows me
Where ever I go
And supports me
This tooth is warmth-like
And these teeth are a ladder up to his mouth
These teeth are a ladder that I walk
That you can walk too if you want
If you want up to the mouth
The mouth’s cradle
Up to the mouth’s cradle
He always has a hope for me
Always sees me when nothing else
And everyone have left
That ghost is brighter than anyone
And fulfils me with hope

And you can use these teeth as a ladder
Up to the mouth’s cradle, the mouth’s cradle
And you can follow these notes i’m singing
Up to the mouth’s cradle, the mouth’s cradle
The simplicity of the ghost-like beast
The purity of what it wants and where it goes

Always love, always loves you, always loves you
Infrared love

And you can use these teeth as a ladder
Up to the mouth’s cradle, the mouth’s cradle
And you can use these teeth follow my voice
Tooth by tooth
Up to the mouth’s cradle, the mouth’s cradle

I need a shelter to build an altar away
From all osamas and bushes

Monólogo -Silvio Rodriguez-

Favor, no se molesten,
que pronto me estoy yendo;
no vine a perturbarles
y menos a ofenderlos.
Vi luz en las ventanas
y oí voces cantando
y, sin querer, ya estaba tocando.
Yo también me alegraba
entre amigos y cuerdas,
con licores y damas,
mas ¿de eso quien se acuerda?
Una vez fui famoso,
siempre andaba viajando:
aquí traigo una foto,
actuando.

Me recordaron tiempos
de sueños e ilusiones.
Perdonen a este viejo,
perdonen.

Ya casi me olvidaba
pero, para mañana,
van a dar buen pescado,
hoy nos llegaron papas
y verduras en latas
al puesto del mercado.
En cuanto llegue y coma
me voy para la zona,
por lo de la basura.
Como la noche avanza
los dejo con la danza,
el canto y la cultura.

Disculpen la molestia,
ya me llevo mi boca.
A mi edad la cabeza
a veces se trastoca.
En la alegría de ustedes
distinguí mis promesas
y todo me parece
que empieza.
Favor, no se molesten,
que casi me estoy yendo;
no quise perturbarles
y menos ofenderlos.
Vi luz en las ventanas
y oí voces cantando
y, sin querer, ya estaba soñando.
Vivo en la vieja casa
de la bombilla verde.
Si por allí pasaran,
recuerden.

Volví al Jardín -Gabo Ferro-

Cuando te fuiste volví al jardín
que había descuidado de tanto ir
persiguiendo el secreto que descubrí;
cuando los ojos se abren vuelve el jardín

Esa peste que ardiste pudrió la tierra,
el pasto, los frutales, las cosas buenas.
El árbol de naranjas, seco por siempre,
no ha dejado ni una simiente,
tenía frutas preciosas, solo por fuera,
pero ni una semilla que fuera buena.

Sos lo que perseguías, sos esa tierra
lejana de tus cosas, sos patria ajena
Ni bien dije a la tierra que no volvías
nacieron flores nuevas todos los días
Es más, dejé la casa, duermo en la tierra
bajo un árbol enorme que me da fuerza
La felicidad no fue tenerte,
la felicidad total fue perderte.

Cuando te fuiste volví al jardín
que había descuidado de tanto ir
persiguiendo la bestia que descubrí
cuando los ojos se abren vuelve el jardín.

Nombrarse azul

pfrw
Volviste una noche,
cansada de soplar
tenías los abrigos gastados
de aguantar el vendaval.

Y no fue el cielo,
el que te llamó
azul.

Como distinguirse,
en un rincón del mar
¿Cómo hay que hacer?
Para volver a amar

Y nombrarse,
azul.

Sabías de distancias
y puentes que quebrar
silbando versos muertos
me quisiste alumbrar.

Y no fue el cielo,
el que te llamó
azul.