Sueños de TIerras: Otra Realidad de Ushuaia

Marginados y negados, los “okupas” ushuaienses viven como pueden y desde arriba miran como crecen los de abajo mientras ellos reciben palos y broncas. Los de abajo, los que deforestaron el %99,99 del bosque y se ponen la remera de Greenpeace, los putean y les tiran todas sus culpas.

Mal que les pese ahí están y estarán mientras el Municipio y el Gobierno Provincial esté poblado por gorilas.

Otra mirada sobre las usurpaciones en Ushuaia

Mucho se habla sobre las usurpaciones y el crecimiento de Ushuaia. La mayoría de los comentarios a favor y en contra coinciden en algo: El tremendo impacto generado sobre los bosques nativos y sus posibles consecuencias negativas para toda la población. Esto siempre me hizo ruido, pues a pesar de que no tenía algo concreto con que refutarlo, lo veía cargado de olvido hacía a los mecanismos migratorios por los cuales vinimos prácticamente todos los habitantes de la Tierra del Fuego.

Con este paradigma en mente, me propuse ver cual era el impacto real de los “usurpadores irregulares” (Hago esta distinción porque también existen los “usurpadores regulares”, es decir aquellos con mayor poder adquisitivo y político que pudieron regularizar sus ocupaciones) en los bosques nativos. Para ello consideré un límite arbitrario superior hasta el cual podría llegar a crecer la ciudad. Este límite lo fije en base a mi visión y conocimiento de la zona, por lo que puede variar y no es algo totalmente objetivo. Sin embargo y luego de mirar los números, creo que no estuve tan errado. Una vez fijado ese límite delimité polígonos que me dieron por resultado varias áreas de “asentamientos irregulares” (Zona total “Zt”). Dentro de esas áreas definí subareas las cuales no eran mas que las zonas impactadas de los bosques (Zi). Luego por cada una de esas áreas calculé los parciales porcentales de área ocupada usando la siguiente fórmula: Ap= (Zi/Zt)*100. Lógicamente la sumatoria de los parciales porcentuales daría como resultado el impacto total sobre los bosques y cuanto se podría seguir impactando hasta sacar él último árbol.

En criollito, esto sería como el balance de superficies que uno hace cuando va a construir su casa: Nos dan un terreno de 100m2 y el maestro mayor de obra nos dice que nuestra casa va a ocupar 40 m2. Impactamos 40 m2 del terreno y los 60 m2 que sobran van a ser el patio de la casa. Si lo decimos en forma de porcentajes sería: “Un 40% de tu terreno va a estar ocupado por la casa y el 60% va a ser patio” A gran escala pasa lo mismo con la proyección de una ciudad. Tenemos tanta superficie y sobre esa superficie vamos a construir barrios. Vamos a tener un porcentaje ocupado por barrios y el resto va a ser patio (bosques en nuestro caso). Sigue leyendo