Sobre boludos y pelotudos

boleadoras-640x445

En las Guerras de la Independencia, nuestros gauchos peleaban contra un ejército de lo que en aquella época era el Primer Mundo. Una maquinaria de guerra con disciplina de las mejores academias militares, armas de fuego, artillería, corazas, caballería, el mejor acero toledano, etc.

Nuestros gauchos (los montoneros), de calzoncillo cribado y botas de potro con los dedos al aire, sólo tenían para oponerles pelotas, piedras grandes con un surco por donde ataban un tiento, bolas -las boleadoras- y facones, que algunos amarraban a una caña tacuara y hacían una lanza precaria. Pocos tenían armas de fuego: algún trabuco naranjero o arma larga desactualizada.
Sigue leyendo

Siempre de este lado

12705331_779450595488364_934204365338705350_n
El presente nos da a elegir en que lado de la historia estar.
El actual Presidente se entrega a los capitales y al empréstito internacional. Trata de esconder el desmembramiento de nuestra Patria detrás de una cortina mediática que ni siquiera Orwell se atrevió a imaginar.
Yo prefiero quedarme de este lado de la historia: Yo me quedo con Néstor, con Cristina, con las madres y abuelas, con los nietos recuperados, con el “bájeme esos cuadros”, con Videla muriendo en cárcel común, con Guido.
Nos van a querer borrar, proscribir, prohibir, expulsar de nuestra Patria. Ya nos mataron 30.000 compañeros y después de muchos años volvimos con los sueños y la sonrisa a cuestas. Y volveremos porque aunque nos desmembren como lo hicieron con Túpac Amaru II, nuestros partes están destinadas a unirse por la Liberación definitiva. Tiren con los caballos, quemen nuestros brazos y corazón, pero la liberación nacional y latinoamericana es un camino inevitable.
Tenemos una lucha larga que quizás nos exceda la vida, pero cargamos dentro de nuestros pechos con la fuerza de todos los compañeros que nos antecedieron.
Gracias Abuelas, madres… ¡Honraremos con militancia la memoria de sus hijos y nietos! ¡30.000 veces volveremos!