Los leales y los obsecuentes

“Los leales pueden disentir, los obsecuentes siempre traicionan.. El problema está en establecer bien la diferencia que hay entre disentir y traicionar; o la obsecuencia y la lealtad. Quienes desde la lealtad se atreven a pensar y disentir, se diferencian en mucho de aquellos que ocultan con la obsecuencia la traición. Y también aquellos que con el cuento de la verticalidad ocultan tanto el oportunismo para sacar tajada personal como la mediocridad mental del que no se atreve a pensar. ”

Dardo Cabo

Seré Ingeniero ¡Jamás Tecnócrata!

UonPJ

“Queremos técnicos de fábrica que se pongan su “overol” y convivan con sus obreros en el trabajo” Juan Domingo Perón

La ciencia y la tecnología, al igual que la economía y la legislación, no son neutras: Deben ser usadas para ayudar al bienestar de toda la sociedad con la liberación y la soberanía como estandarte.
Quien venga con medias tintas no será mas que un servidor de intereses foráneos, un cipayo tecnológico, un tecnócrata.
Hoy mas que nunca me reivindico como un futuro profesional surgido del seno de la Universidad Obrera con ganas de militar y aportar lo poquito que sé a favor de la liberación de nuestra Patria.

Calcomanía de aristocracia

“Si este grupo social(el medio pelo) estuviera aislado no tendría importancia y hasta podríamos agradecerle la diversión que nos proporciona su espectáculo; pero lo grave es que ejerce magisterio y se extiende hasta ir absorbiendo la nueva burguesía y parte de la clase media con sus pautas de imitación, con su calcomanía de una supuesta aristocracia.”
Arturo Jauretche (El medio pelo en la sociedad argentina)

El costo político del caso Nisman

No soy perito ni mucho menos por lo tanto no voy a opinar sobre los pequeños detalles del caso.
Si puedo opinar sobre el fenómeno político que esto conlleva. Desde el momento en que Argentina cierra acuerdos de cooperación con Irán para dar con los teóricos culpables del caso AMIA, el Fiscal queda literalmente en pelotas. Se le cae la coartada burda elucubrada por la embajada yanqui para encubrir a Siria. Los vínculos del Fiscal con la embajada estadounidense a la vista están en los cables liberados por Wikileaks, y esa fue la gota que rebalsó el vaso. Con la credibilidad horadada y los hilos visibilizados la denuncia de encubrimiento contra Cristina fue un tiro al aire. Todo cayó como un castillo de naipes. Mas allá que haya sido suicidio o no, lo que friamente se puede pensar es que Nisman era mas peligroso vivo que muerto… ¿A quién le sirve el trágico desenlace? Hay que pensar dos minutos: El resto de los espacios políticos que disputan el poder en el pais hasta hace dos semanas no tenían un carajo porque unirse. (La realidad, guste o no, es que quien tiene mas chances de ganar la presidencia es el FPV) Hoy tienen este muerto que lo usarán hasta desgastarlo. ¿Al oficialismo le sirve esto? De ningún modo. ¿Entonces no es absurdo pensar que todo fue gestado desde el Gobierno? Al Gobierno le convenía que Alberto declarara, que todo siguiera su curso. Hoy los que hacen leña del arbol caído son otros.
También banco la actitud madura y mesurada de la Presidenta de no andar haciendo cadena nacional con un caso que está siguiendo un camino legal. El puterio se lo dejamos a C5N, TN, Clarín, CrónicaTV, Rial y toda esa manga de caranchos que viven opinando pelotudeces como grandes expertos en homicidios. Nisman murió una vez, pero también murió mil veces con la cantidad de chamuyos y mentiras que se dijeron. Y ante tanta “basura organizada” banco la actitud moderada de mi Presidenta. No esperaba otra cosa. Siempre se quejan que Cristina hace cadena por todo, y ahora que no hace cadena también están enojados…
Y no, no me da miedo que volteen a Cristina. Lo único que me da miedo es el velo con el que cubren la Justicia los que manejan el verdadero Poder. Quiero saber quienes estuvieron realmente detrás de la AMIA y detrás de la muerte de Nisman. Como también quiero que vayan presos todos los que, amparados en la libertad que les da la Democracia, maquinan golpes blandos contra Gobiernos democráticos como el de Cristina, Chavez, Lugo, entre otros…
“La realidad no es como en los diarios” decía Charly Garcia…

Poema a la compañera Claudia Falcone

Claudia Falcone

Poema de Pablo Díaz a Claudia Falcone

Hoy

me he quedado inmóvil observando en el recuerdo

el beso que se estrellaba en el muro.

Flor o acero. Ni ángel ni desángel.

Sólo la verdad desnuda.

La voz es un reclamo de amor y un instante duro.

Pero las manos no pierden el momento de tus manos.

¿dónde estás, en qué tiempo, en qué mundo te encuentro?

¿Hasta dónde estiro la mirada para verte?

Si me dieras una señal, el próximo 31 de diciembre

me llegaría hasta vos.

No creas que no te busco, no me olvido,

pues no hubo adiós; nos dijimos hasta luego.

Por favor, que las aguas del mar te traigan hasta mí.

O la soledad del otoño,

o las flores de la primavera.

Como quieras.

Pero no dejes de volver a lo que soñamos.

Si no es conmigo, ojalá que igual estés en paz.

¿Te acordás?

Habíamos quedado en ir de vacaciones

o de juntarnos todos los chicos a tomar cerveza.

Pero estoy solo, ni vos ni ellos han vuelto.

Y yo camino mirando a ver si los encuentro.

Me junto con sus madres, padres, hermanos,

tíos, amigos,

y no sé qué decirles, ¿dónde están las palabras para ellos?

Todavía no he aprendido a no desafinar,

¿y las idas a las villas?

¿Qué es esto de sobreviviente? ¡Por favor!

Que algún día los encuentre.

El arraigo -Vidala para que sigas-


Hay un gringo que nos compra,
hay un criollo que nos vende.
Piedra libre pa’ mis cumpas,
detrás la sombra, la muerte.

Tengo un árbol de esperanzas,
que no me suelta la mano.
Yo voy sembrando un camino,
pa’ que florezcan los changos.

Pena que sin saber donde,
viaja con el hombre que solía ser.
Porque la muerte es mentira,
y es la vida misma mi herida.

Noches y noches los caminos,
y en tu mirada tristemente,
siempre los mismos caminos,
ante la mirada de nadie.

No tengo miedo a morir y me planto a la vida.
Las heridas no se curan con tanto vino encima.
Voy contagiando esta pena que causa alegría.
Héroes fueron paridos en mi juventud suicida.
Para estar despierto.

Noches y noches los caminos,
y en tu mirada tristemente,
siempre los mismos caminos,
ante la mirada de nadie.

No tengo miedo a morir y me planto a la vida.
Las heridas no se curan con tanto vino encima.
Darse cuenta cuando algo es mas que todo.
Sigo y sigo empujando.
Vidaleando pa’ que sigas.
Hay un gringo que nos compra,
hay un criollo que nos vende,
piedra libre pa’ mis cumpas,
detrás la sombra la muerte.

Un corazón de tacuara,
espera no nos cansemos.
Quien no se aferra a la vida,
no sabe lo que es el miedo.

Tengo una árbol de esperanza,
que no me suelta la mano.
Yo voy sembrando un camino,
pa’ que florezcan los changos.