Dejemos la hipocresía para otro día

Vamos de a poco: las cárceles deberían ser lugares donde las personas que se la mandaron puedan reinsertarse socialmente ¿Cuántos conocen una cárcel más allá de policías en acción? Nunca estuve por alguna cagada mía, pero les aseguro que de ahí no salís para reinsertarte en la sociedad. Salís más quemado, con más odio, con más ganas de reventar a alguien o reventarte, ya poco importa.
Segundo y no menos importante: pensar en bajar la edad de imputabilidad sin pensar que hicimos (o no hicimos, seamos críticos con nosotros mismos) para que ese pibe esté en la calle fumando pasta y encañonando gente es como limpiar la casa y esconder la basura bajo la alfombra. En algún momento colapsa y nuestra falsa limpieza se nos viene en la jeta.
Todavía me acuerdo el día en que, en Mendoza, le estaba enseñando a volar un barrilete a mi sobrino. Se acercó un nene de 10 años jalando ran y me pidió(como pudo) que le enseñara a volar el barrilete. Mientras voló el barrilete no jaló, y mientras no jaló esa mierda, fue simplemente un niño.
No todos tuvieron las oportunidades que tuvimos nosotros: a algunos desde nenes los cagaron a palos, los abusaron, y los cagaron de hambre. No elegimos donde nacer, pero ellos saben que viven poco, hasta los 45 con toda la furia…
Yo peleo humildemente porque todos los pibes tengan las mismas oportunidades que tuve yo. No pido mucho mas.
PD: ¡Ahhhh y obviamente estoy en contra de la baja en la edad de imputabilidad!

Consumismo, pero bien diluido

f2708bf28229d6f5c6895e2fb17422b8

Leyendo y leyendo diversos contenidos que tienden a potenciar el encuentro con uno mismo, o diversos inventos y “teorías” que violan sistemáticamente leyes físicas y por consiguiente el método científico, no puedo dejar de sorprenderme por la masividad que logran. La física y las teorías actuales sobre el origen del Universo son asombrosas por si mismas, pero la gente prefiere máquinas de movimiento perpetuo, ángeles y viajes astrales. Siempre en ese hueco de lo inexplicable se meten los chantas a vender libros y cursos carísimos en los que hablan con total caradurez de física cuántica y purificación. Un cambalache en el que la ciencia es mal vista simplemente por exigir que el proceso por el cual logran sus milagros se replique en condiciones controladas… ¡Pero qué es usada para justificarse! Sigue leyendo

Amarras

amarra_thumb3

Las amarras no son mas que una ilusión
el mar bravío que golpea impotente,
la justificación para la quietud del alma,
la seguridad del puerto que nos cuida.

Vivir exige
la cara salada,
el riesgo ineludible,
la valentía de renunciar a todo,
excepto a uno mismo.

Soy nadie, somos todos

mono
Qué mas puedo decir… Más allá de anteponer un “ingeniero” a mi persona, creo que esa partícula no alcanza para nombrar a todas las personas que me bancaron en este largo camino, en ese interminable salón de espera de los “casi ingenieros”a los que siempre les faltaba algo. Me hizo acordar un poco a la canción “Esperando Nacer” de Serú Girán que decía “Y la angustia sensación de que el tiempo se echó a perder…” A veces sentía eso, que tenía que soltar todo e irme a la mierda a conocer el mundo o dedicarme a ser campeón mundial de truco. Pero la familia (mía y de mis compas de estudio), los amigos, los compañeros (de militancia, de trabajo y de estudio), fueron el fondo firme en el que me apoyé una y otra vez para salir a flote y seguir vendiendo cara la derrota. Eso es lo mas importante, y el título hoy forma parte de cada uno de ustedes, hoy todos son un poquito Ingenieros.
Algo muy importante: Yo me di cuenta que iba a terminar esta carrera cuando cortábamos panfletos y hacíamos rabas de calamar para ese hermoso 12 de Octubre en el que salimos a bancar la reapertura de la carrera, y cada vez que miraba al costado veía a Juampi y Ari (mas tarde a Mayra) al lado mío. Ellos me enseñaron de forma práctica el significado de la lealtad y el compañerismo. Sin duda los volvería a elegir una y mil veces.
Gracias Sergio por no enojarte cada vez que metíamos la filmina del capitán que tenía alguna necesidad ¡jajaja! Nos recontra puteamos al principio, pero después entendimos que eramos mas valiosos unidos que a las trompadas.
Nobleza obliga: Gracias Verónica por hacerme el aguante en parte del camino, hoy vaya a saber en que andarás, pero espero que te lleguen estas palabras.
Finalmente (y para no hacer un discurso largo al pedo) quiero remarcar que en cada una de las palabras que escribí anteriormente no hablé tanto de mi, si no de los otros (Diría Darío Sztajnszrajber: la “otredad”): Es díficil llegar a algo sin un entorno afectivo bueno. Podés tener el potencial intelectual de Paenza, pero si la familia y los amigos no bancan, no se llega a ningún lado. Cuidemos las familias (de sangre y adoptivas :)) y los entornos, ellos son lo mas valioso que tenemos. Por mucha puteada que soltemos la familia no se negocia.
Y como dijo Don Robertito Arlt “EL FUTURO ES NUESTRO POR PREPOTENCIA DE TRABAJO”

Sin explicaciones

floramarilla
Me encanta buscarle explicaciones a todas las cosas. Pero debo reconocer que hay situaciones que me gusta dejar ahí, sin explicación, picando en el borde de la magia.
Tiro un ejemplo: La lluvia, el café, Buenos Aires y el subterráneo que te comía como un atajo al futuro, que nos distanciaba inexorablemente.
Al otro día el camino de regreso me traía de vuelta a mi frío, pero con el calor de tu abrazo en puntillas de pie.
Bastó que me devolvieras la satisfacción de olvidar las explicaciones, de dejar de tamizar todo por mi cabeza. Y quizás muy en el fondo de eso se trate el amor.