#NiUnaMenos empieza por casa (B. Capdevila)


#Ni una menos empieza por casa

Está claro que yo no voy a hacer como mamá. Yo no voy a dejar que mi marido me trate como papá la trata a ella. Yo me voy a conseguir un trabajo, voy a ser profesional. Voy a estudiar abogacía para tener siempre respuestas y ganar las discusiones. O periodista, para denunciar las injusticias y a los maltratadores. A lo mejor me conviene ser maestra para enseñarle a las niñas… No, maestra mejor no porque ganan poca plata y voy a depender del sueldo de mi marido.

Yo no voy a ser como mamá, eso de abandonar todo, su carrera, su pueblo, su trabajo, todo por papá y los hijos. Quiero tener hijos pero con una niñera que se ocupe de ellos mientras yo me desarrollo profesionalmente, a ver si me echan por ser madre. Y no me voy a poner fea como mamá.
Mi tía dice que tengo que estar linda, usar maquillaje y ponerme ropa sexy. Dice que es la única manera de conseguir un buen trabajo y que los hombres te respeten. “Si no estás buena creen que sos un escobillón y te usan nada más que para sacar la basura”.
Así que yo me arreglo y sueño cuando sea independiente, y me vean atractiva los demás, y sea buena en los negocios. Sí, me voy a comer el mundo.
Mamá no lo va a entender nunca, ella siempre está cuidando la sombra de papá. Aunque es ella la que arregla la casa, la que cuida de nosotros, la que organiza los gastos, la comida, las actividades, TODO. Hace todo menos decidir. Para eso está papá y no se lo contradice nunca. Es una sumisa.
Ella dice que hoy yo no entiendo pero cuando me case va a ser diferente. Por eso a veces pienso que es mejor si no me caso y cambio de novio como de zapatos, como hace la tía. Papá dice que es una puta. Puta pero libre, pienso yo.
Suena el teléfono, mensajito de Darío. “Apurate, no tengo todo el día.” Antes era más simpático, hasta me regalaba flores y un chocolate Dos corazones cada tanto. ¿Será que ya no me quiere? ¿Habré hecho algo mal? ¿Estoy más gorda y por eso ni me mira? ¿Le resulté demasiado fácil?
No, es que ahora nos tenemos confianza porque somos una pareja y nos queremos. Se acabaron los corazoncitos, esto va en serio. Me apuro, me apuro, a ver si se enoja conmigo y me deja sola en la calle como el sábado pasado. ¡Cuánto lo quiero!

Autora: B. Capdevila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s