Nombrarse azul


pfrw
Volviste una noche,
cansada de soplar
tenías los abrigos gastados
de aguantar el vendaval.

Y no fue el cielo,
el que te llamó
azul.

Como distinguirse,
en un rincón del mar
¿Cómo hay que hacer?
Para volver a amar

Y nombrarse,
azul.

Sabías de distancias
y puentes que quebrar
silbando versos muertos
me quisiste alumbrar.

Y no fue el cielo,
el que te llamó
azul.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s