En la aduana de nuevas almas


IMG_20160301_164049713

Cuando ingresaba al mundo, un instante antes de nacer, en la aduana de nuevas almas declaré:

Una hoja en blanco que se escribe con otoños;
la sutileza qué se desliza desde la nimiedad;
el banco donde entre distancias eternas esperaré;
la nieve llena de versos;
el viento golpeando las mañanas de matear en soledad;
los bosques perfectos;
las palabras imposibles;
un acorde imposible;
el verso que nunca llegó.
y dentro de mi desdentada boca la pregunta:
¿Cuál es la costa qué separa
a un soñador de un necio?

Y así,

solo con eso,

salí a vivir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s