El costo político del caso Nisman


No soy perito ni mucho menos por lo tanto no voy a opinar sobre los pequeños detalles del caso.
Si puedo opinar sobre el fenómeno político que esto conlleva. Desde el momento en que Argentina cierra acuerdos de cooperación con Irán para dar con los teóricos culpables del caso AMIA, el Fiscal queda literalmente en pelotas. Se le cae la coartada burda elucubrada por la embajada yanqui para encubrir a Siria. Los vínculos del Fiscal con la embajada estadounidense a la vista están en los cables liberados por Wikileaks, y esa fue la gota que rebalsó el vaso. Con la credibilidad horadada y los hilos visibilizados la denuncia de encubrimiento contra Cristina fue un tiro al aire. Todo cayó como un castillo de naipes. Mas allá que haya sido suicidio o no, lo que friamente se puede pensar es que Nisman era mas peligroso vivo que muerto… ¿A quién le sirve el trágico desenlace? Hay que pensar dos minutos: El resto de los espacios políticos que disputan el poder en el pais hasta hace dos semanas no tenían un carajo porque unirse. (La realidad, guste o no, es que quien tiene mas chances de ganar la presidencia es el FPV) Hoy tienen este muerto que lo usarán hasta desgastarlo. ¿Al oficialismo le sirve esto? De ningún modo. ¿Entonces no es absurdo pensar que todo fue gestado desde el Gobierno? Al Gobierno le convenía que Alberto declarara, que todo siguiera su curso. Hoy los que hacen leña del arbol caído son otros.
También banco la actitud madura y mesurada de la Presidenta de no andar haciendo cadena nacional con un caso que está siguiendo un camino legal. El puterio se lo dejamos a C5N, TN, Clarín, CrónicaTV, Rial y toda esa manga de caranchos que viven opinando pelotudeces como grandes expertos en homicidios. Nisman murió una vez, pero también murió mil veces con la cantidad de chamuyos y mentiras que se dijeron. Y ante tanta “basura organizada” banco la actitud moderada de mi Presidenta. No esperaba otra cosa. Siempre se quejan que Cristina hace cadena por todo, y ahora que no hace cadena también están enojados…
Y no, no me da miedo que volteen a Cristina. Lo único que me da miedo es el velo con el que cubren la Justicia los que manejan el verdadero Poder. Quiero saber quienes estuvieron realmente detrás de la AMIA y detrás de la muerte de Nisman. Como también quiero que vayan presos todos los que, amparados en la libertad que les da la Democracia, maquinan golpes blandos contra Gobiernos democráticos como el de Cristina, Chavez, Lugo, entre otros…
“La realidad no es como en los diarios” decía Charly Garcia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s