Desde los telgopores


Bahía Gris

Dejarse llevar por las palabras
que el silencio escriba el último poema
en penumbras desnudarse y recibir el solsticio febril.

Un gorrión llora escondido entre los árboles raídos de guerras
se apresura a envenenar sus tripas de invierno.
Vos agitás las manos escondido entre la espuma,
y mientras el gris plomizo cubre los sueños
desesperado tratás de aferrarte al agua.
Te miro desde lejos, y mi bicicleta es una tosca canoa
nada lo impide,
nadie te acerca un telgopor para que te aferres
tenés miedo, mucho miedo, y me mirás desde lejos
Todos sabemos que
tu vieja te espera con el fuego para calentarte
no hay hiportemia que un chocolate caliente no alivie.
¡Mierda! Mi bicicleta es una tosca canoa
Vos allá y yo acá…
Todos acá y vos allá.
Allá lejos…
Todavía hay menos vida en nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s