El Hombre en el medio


kim-dotcom

En la actualidad, como remarcaba en una entrada anterior, la guerra se desata en el espacio que media entre persona y persona, por lo que es lógico que dentro de ese campo veamos un caso particular dónde el universo distópico orwelliano no funciona del “todo bien”. Digo un caso particular, porque a pesar de los intentos de opresión desde diversos y variados flancos (legal, técnico, multimedial, etc.) la pulsión de libertad sigue latiendo con vehemencia, motorizando universos que, lejos de ser alternativos, sectarios, se están volviendo urgentes.

El caso Megaupload marcó una bisagra en cuanto a la visibilidad de la grieta pero no porque el conflicto no existiera antes ya que el mismo se encontraba parcialmente invisibilizado ante el buen funcionamiento del “descargarme lo que yo quiero sin límites”. A su vez, tuvo variadas consecuencias, pero las dos que me gustaría remarcar son:

 

a) Debilidad de la red centralizada al descubierto: Esto fue tangible tácitamente, puesto que al FBI, es decir a la mano armada de los cada día mas anacrónicos derechos de autor, no le fue difícil “voltear” Megaupload ¿El resultado? Millones de páginas que compartían enlaces quedaron totalmente obsoletas (En este momento por motivos de uso personal recuerdo Cuevana, pero fueron muchas más) de un día para el otro y tuvieron que empezar a buscar alternativas. También funcionó como una advertencia para todos aquellos que predicaban las maravillas de la “nube” también centralizada y privativa. Sin embargo, acá quiero hacer una observación (qué luego retomaré) sobre algo bastante llamativo, que es la poca fuerza con que se persiguen actualmente a los “piratas” que suben películas completas a Youtube por lo que en apariencia se está alimentando un monstruo peor que MegaUpload.

 

b) Cuasi-retorno a las “redes de pares”: Ante la debilidad obvia de una red centralizada, muchos volvieron a ver con buenos ojos las “antiguas” alternativas de pares, dónde además de ser mas complejas de tirar abajo, las culpas (Si, aunque parezca increíble nos culpan de compartir y ser solidarios) se disuelven en la muchedumbre. BitTorrent, aMule y similares estuvieron de parabienes ante la llegada de nuevos huéspedes.

 

Estas dos consecuencias, a su vez se pueden enlazar con los problemas cada más evidentes de la “nube” y la centralización de la información y el procesamiento. Las discográficas, las empresas cinematográficas, editoriales, etc. son solo una parte de esto que demuestran cada vez más lo lejos que están de la cultura y desnudan sus sucias estrategias de negocios. La cultura es tan solo el nombre genérico de un producto. En la pesca cuando se agota un caladero la flota se reconvierte (si es rentable modifican los barcos y si no los dejan tirados y compran nuevos, a eso también se le llama “reconversión”) para pescar otra especie objetivo. Y eso mismo pasará con las empresas de productos culturales. No hay nadie tonto en negocios de millones de dolares, ni son manotazos de ahogado. Simplemente les fue mas rentable usar la fuerza bruta para mantener sus ganancias en límites razonables. En lo personal, creo que están en una etapa de reconversión que no enfrentaron antes porque primero debían mostrar un “escarmiento ejemplar” estilo Hollywood (El circo para capturar a Kim Dot Com) y luego por cuestiones presupuestarias.

En la segunda consecuencia, hablé algo sobre la inusitada cantidad de películas piratas que hoy en día se cuelgan en Youtube ¿Acaso no es llamativo qué antes se persiguiera con tanta saña hasta a los que subían un remix de alguna canción que por maldita desgracia estaba bajo el ala de alguna discográfica fuerte y hoy no se intente detener con el mismo ahínco a los “nuevos piratas youtuberos”? “Todas las cosas están en todas las cosas” dice Nico, y creo que si no demuestran su poder represivo en ese sector es porque las ganancia indudablemente está pasando por otro lado. Y creo que esa permisividad es un estudio de mercado que a su vez es parte de una estrategia de reconversión hacia otros modelos de negocios. Nada nuevo bajo el sol, los mismos esquemas centralizados para una nueva forma de comercialización del cine y la música. ¡Porqué habrían de detener este nuevo rumbo si ellos son los únicos propietarios de ese tráfico enorme! No era “Kim Dot Com” ni Megaupload, sino el tráfico lo que les interesaba. Si uno desvía un río es porque le interesa acumular el agua o regar su huerto, no hay mucha vuelta. El verdadero enemigo de ellos son las redes descentralizadas y distribuidas, las arquitecturas que se les dan vuelta y ya no les responden.

 mitm

Para finalizar, considero que debemos seguir peleando ese espacio entre “persona y persona” porque es allí donde reside el peligro de la centralización y la globlalización para pocos. Mientras nosotros debemos abrir nuestra vida privada para ser alguien y vivir conectados, ellos aumentan su presupuesto en seguridad cibernética ¡Vaya contradicción esta de la globalización!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s