Amapola de agujas


Antes del espacio azul habían otras mañanas,
centelleaban las gotas en retazos blancos de nieve,
allá, lejos, bandidos del tiempo, los besos inconclusos nos corren
quieren resolverse en brasas cegadoras.
Altivas las montañas guardan este poema bañado de cosquillas
se esconden del sol y viven helados al amparo de los días,
amapola de agujas, grieta onírica del desierto,
el cáliz esmeralda se abre en dos,
gimen los vetustos engranajes de la humanidad,
se sacuden los arboles y los cadáveres se hacen humus
abonan la sangría infinita de la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s