Guarida de Pájaros


De las mañanas frías un verso se escapa
como señuelo del amanecer tus pasos buscan la oscuridad
sabes que el sol no tardará en hacer sombras tus brazos,
y la ciudad te carcome, te hace mecánica como una naranja
cierras los ojos y sabes que un paso va delante de otro
y que sobre tus huellas germina la flor de la rutina,
el arte de repetirse en patrones uniformes
una espiral de trazos tratando de ser girasoles
convencidos que en la ausencia del alma existe la ganancia,
miles de años espiando en los silencios que ocultan nuestro ruido.

Y aquí, encerrada entre tus trazos,
oliendo a óleo, despertando los colores
vuelves a llamar la puerta de la incertidumbre
ese pestillo que se quiebra cuando nos sentimos arte,
cuando el cuerpo deja de ser lastre nuestro amor es alas
y otra vez los senderos
y otra vez besarnos y dejar que el viento nos lleve.
Desde tus dedos nace el arte y eres arquitecta de pájaros
no olvidaste jamás tus designios
tu llama no se apagó al elevarse en los tiempos
nadie te explicó como vivir pero aquí estás
una pincelada por aquí, una gota de silencio por allá
pintando amaneceres en mi bastidor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s