El espacio del mundo lo incomodaba


Ceñido a su cuerpo llevaba el uniforme del olvidado
quería dejar de eclipsar con tanta alegría
Ya no sudaba placer, no prometía nada
no quería seguir vivo, no quería ser un muerto
pero la tristeza abarcaba cada uno de sus instantes
y no… Era imposible escupir contra el amor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s