Arenga del Querubín Dorado


“Hombres de la libertad que entregan su corazón por el beneficio inconmensurable de un despertar definitivo y no eternizado, ustedes enfrentarán hoy el desafío de rescatar la sed perdida de los que ayer fueron y hoy siguen siendo, pues el marchar de nuestros destinos se une a sus huesos y letras incendiadas formando una unidad indestructible que levantará sus tres cabezas cuando el sol se oculte por el poniente y no surja nunca más. Allí estaremos, ayudando a observar lo que la fracasada claridad les impedía discernir, rescatando lo extraviado debajo de las piedras, en los fondos marinos, en el abismo de las miradas, enseñando a descubrir el amor tan solo por cercanía, para luego revitalizar el objeto real del goce. Hoy nos entregaremos y quizá seamos mártires del desgranamiento interior que tantos han esperado. Por ellos, por nosotros y por ustedes.”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s