Decepción y silencio


Desaparecen las palabras
Se han evaporado las musas
Cae tu figura de la montaña
se confunde con la hierba
toco tu frente y está fria
tus manos tan mortales
el rostro igual a todos
las palabras te escondían,
eras igual.

No niego, mi quietud
lo intangible de tu piel
el abismo de los cuerpos
Esta sequía de palabras
el olor a amor que me perseguía enfermo.
Lo peor de todo es que me descubro todavía amante
deseando lo imposible, pero no.
Me llevó años encontrarte,
me llevará mas licores y amantes recordarte sin dolor
Te regalo todas estas esperanzas, has lo que quieras.
Pero jamas tendrás el pedacito de alma que me robaste
Se te esfumó entre los dedos cuando vi tus ojos
cuando te mire y no te vi (O peor, quizás realmente te vi)

Eras la tabla en la deriva de mi vida,
me aferré a ella con la esperanza del naufrago convaleciente
y ante la primer ola, como los sueños, se fue a pique.

Has conocido al hombre, pero has matado tu poeta.

Mis ultimas palabras hacía ud. preciosa dama. Sepa que no miento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s