Prologo



“Quiero crearte puentes, donde en mi hubo abismos.”

No es un mero capricho el haber creado este pequeño lugar, es una necesidad imperiosa y sine qua non el dejar de negarse para existir realmente. Nos negamos por diversos motivos y muchas veces nos olvidamos de vivir por estar refutándonos.
Somos invitados a una fiesta donde se pueden utilizar miles de máscaras (Estereotipos) menos el de ser uno mismo y generalmente uno termina viendo los acontecimientos desde afuera. Ante tamaño accionar discriminatorio podemos optar por diferentes modos de obrar:
—>Armarnos de paciencia y esperar en zonas aledañas que los concurrentes decidan abandonar el lugar y finalmente escupir improperios a las personas sorprendidas
—> Escapar del lugar creando grupos o movidas alternativas
—> Elegir una máscara y minar, desde el interior, el lugar maldito
—> Analizar variables y constantes del campo de acción y diagramar un plan estratégico y coordinado que explote al máximo todas las falencias (Léase “Grietas”) detectadas logrando un cambio en la percepción de los individuos.
Vemos que las posibilidades de acción son variadas (Inclusive invito a pensar otras) y con diversos resultados. Lo cierto es que tenemos una gran oportunidad ante nosotros y no debe ser desperdiciada. El hecho de que una multitud de personas se agolpen en lugares específicos nos brinda ciertas ventajas. Quizá se puedan menospreciar las “facilidades” objetando que, si bien no se niega la gran densidad de gente en un espacio reducido, sus objetivos son ajenos a nuestros propósitos (Van en busca de sexo, drogas variadas, embriagarse, etc.) y acaso hasta encuentren de muy mal grado nuestros pensamientos (Algunos hasta serian capaces de propinar severas reprimendas fisicas, e inclusive, llegado el momento, nos “invitarán” a abandonar el lugar). Como hemos visto, el razonamiento anterior no puede ser negado completamente, pero si es muy factible mejorarlo con otras ideas. En primer lugar no hay que confundir nuestro objetivo y caer en la facilidad idiota y soberbia de negar los sentimientos y pensamientos de estas personas, sino pensar sus acciones como instrucciones pretabuladas en su cerebro. El cambio de percepción radica en desmantelar estas instrucciones y reemplazarlas por otras creadas por el individuo (Vale recordar que esto último es mucho mas doloroso y complejo que aceptar ciertas formulas pre-elaboradas).

Si creíamos que Skinner, Pavlov y el conductismo fueron dejados de lado por tener razonamientos un tanto precarios y primarios, la realidad nos demuestra que sus teorías hoy se encuentran vigentes en la práctica. Esto implica que los planteados por dicha teoría no eran del todo errados en cuanto a su aplicación en los humanos, o bien ciertos factores negativos del sistema actual han reducido en ciertos aspectos la acción del sujeto al tan rechazado Estimulo – Respuesta.

Con el postmodernismo, creimos tener el control técnico absoluto del mundo y eramos felices, sonreiamos mientras eramos considerados cifras con posibilidad de ascenso escalar. Pero esa sonrisa está cayendo y dejará al descubierto los resultados de tan prodigiosa ecuación.
Debemos abocarnos a una gran misión que nos una sin distinción de signos politicos pero con un firme propósito común: Reinstalar el universo de la magia y los sueños en un mundo carcomido por la realidad.
Estamos a tiempo, y los tiempos nos solicitan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s